Blogia
Antonio Pérez Morte

DOS POEMAS DE ANTONIO PRAENA

DOS POEMAS DE ANTONIO PRAENA

EL JOVEN FRAILE

Y pensar que nadie desabrochará mi camisa
con manos de paloma,
ni hará caracoles en el vello de mi pecho
porque ya tengo un amor que es Todo y Nada...
Y saber que soy un guerrero
que reza como un almendro

(Antonio Praena. «De Humo verde». Amarú. Salamanca 2003)

 

 

GRÚAS

Me conmueven las grúas en invierno.
Parecen estar vivas y cumplir
su vértigo llenándose de grajos
que bordan en su acero un pentagrama.
La esencia de las grúas son las aves
de paso. Las cruces de este siglo,
donde todo se mueve, son las grúas:
inmóviles, calladas, imposibles.
Yo he querido ser grúa muchas veces,
recibir la nevada antes que el mundo,
los pájaros, los rayos matutinos…
y ser desmantelado cuando acabe
la obra en la que elevo humilde carga.
Las grúas son amigas de los pájaros.
Que vengan y se posen en mis hombros
mientras huyen del frío es mi deseo.
Que canten para mí, ser para ellos
el árbol más sencillo, pues apenas
un eje vertical y un brazo abierto
conforman mi estructura permanente.
(Vendrá la muerte a dar vida a este sueño
haciéndome también ave de paso).
Y, mientras, ser tan sólo un trasto útil
entre el cielo y la tierra. Algo invisible
a los ojos de todos pero nunca
al ojo diferente de los grajos.

(Antonio Praena. De «Grúas», ganador del premio Tilfos de Poesía)

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Clara Fernández Sevilla -

Antonio,me gusta mucho tu poesía . te sigo hace tiempo...Ahí va un poema a ver que te parece. Soy nueva , desconocida, pero la poesía siempre me acompañó ..

LUNA VIEJA
Quien a ti el rostro alza, debiera
horadar en tu misterio.
Celestina de amantes sin estrella
que se gastan las bocas como peces
en el mar que con tu fuerza imantas .

Dime si eres la réplica ó la misma
que vio a Ulises volver enajenado,
la misma que velada dejó prender
a un Hombre desvalido,
aquella noche aciaga.

Sospecho que eres la que engulles
a todos los náufragos del mundo.

Si fueras luna , la misma
de antes y de ahora,
vieja artera , qué vértigo mirarte.
¿Cómo llegas esta noche ,
desnuda ó con la túnica de gala
de los alumbramientos?.

Antonio Praena -

Muchas gracias, Antonio. Me haces un honor muy grande al poner estos humildes poemas míos junto a otros muy hermosos, incluidos los tuyos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres